El triunfo de los mediocres – IDIOCRAZY

En el año 2012 David Jimenez, periodista y escritor nacido en Barcelona, escribió el texto “El triunfo de los mediocres “, un texto que con los años fue adquiriendo fama hasta que hace pocos y con el auge de las redes sociales, se hizo muy famoso. Hasta el trolleo de internet le dio su autoría a Forges, el cual se cansó de negar su autoría. Este es el link al texto. Es cortito, se lee en seguida y hace un uso excesivo, escalofriante y hasta acongojante de una de las palabras que más me viene a la cabeza cuando veo la tele, leo las noticias o simplemente miro a mi alrededor. Mediocres. Mediocres. Estamos rodeados de mediocres. Mediocres. Mediocres. Mediocres everywhere.

Pero mediocres no hay solo en España, los hay en todas partes del mundo y el lugar por excelencia dónde es? Los EEUU por supuesto, no?. Los U-S-A, U-S-A o en el “redneck dialect “, MURICA FUCK YEAH! Llevan muchos años de ventaja respecto a muchos otros países o por lo menos son los que más se publicitan en ese aspecto, ya que hay cientos de películas producidas por ellos mismos que parodian esta forma de ser, esta mediocridad vírica que tanto les y nos caracteriza y saben cómo sacar partido de ello.

Como en este caso: IDIOCRAZY, una película que más que película es un vaticionio de lo que va a venir. Tenéis que ver por lo menos sus tres primeros minutos, ya que son la razón por la que estoy escribiendo esto y la razón por la que los mediocres abundan tanto en este mundo.

IDIOCRAZY es una película que se estrenó en el 2006 dirigida por Mike Judge (el creador de Beavis and Butthead) y el día de su estreno se proyectó en muy muy pocos cines de los EEUU (tan identificados y avergonzados se sintieron?). Ahora es una película de culto y es una película que poco a poco se tratará como un documental, después de las últimas elecciones en EEUU y todo, porque se ríe de una forma inteligente de personas que no son capaces de ver la gracia de una película que habla de ellos mismos porque, JA, no se sienten identificados y de lo mal, por culpa de ellos, que nos va en este mundo.

Persona mediocre: Es aquella que ejerce la mediocridad en algún orden de su vida como puede ser el laboral, deportivo, pero también puede extenderse a lo personal y teñir toda su vida.

La característica de estas personas es su incapacidad para utilizar su imaginación para forjar ideales para luchar por un mejor futuro. Por esa razón aceptan la rutina, los prejuicios y de esa manera conforma un rebaño al que sigue sin cuestionar nada.

Es dócil, maleable, ignorante, carente de personalidad, opuesto a la solidaridad. Vive de acuerdo con lo que le conviene y no puede ni consigue aprender a amar. Como su vida se transforma en algo acomodaticio se transforma en un ser vil, cobarde y escéptico.

No acepta ideas que no sean las tradicionales, las que ha recibido desde siempre. Debido a la envidia se enfrenta al idealismo, ya que sabe que su existencia depende de que un idealista no sea reconocido y se coloque por arriba de él.

La palabra mediocre tiene su origen en el latín. Proviene de mediocris, mediocre cuyo significado es mediano, regular, débil, insignificante. Para muchos estudiosos, este vocablo está formado por el adjetivo medius, media, medium (que está en medio, de en medio, central, a mitad de, central) y una antigua palabra ocris que significa montaña o peñasco escarpado. De esta manera, el concepto original de este vocablo es lo que está a mitad de la montaña o peñasco, el que se queda a media altura. Solo con el tiempo adquirió el significado actual.

Mediocres, mediocres everywhere.

Sobre Barthestudios

Soy una persona de mente clara y calva reluciente con una incontrolable ansiedad por buscar el juego de palabras perfecto, la situación ambigua convertirla en ingeniosa, transformar frases normales y recitarlas en prosa, hacer chistes por doquier como quien no quiere la cosa... y no la puedo controlar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.