El estoicismo, una filosofía que me venía ya de serie

Marcos Vázquez además de descubrirme que practico una forma de filosofía que me venía ya de serie desde hace mucho tiempo, es todo un referente en el mundo del deporte y la alimentación gracias a su blog Fitness Revolucionario, sus podcasts, sus redes sociales y sobre todo por unos cuantos libros y manuales que han «revolucionado» bastante la forma de conseguir en la gente un mejor estado físico. Y no ya solo lo ha conseguido en el físico, sino también en el mental. La mente, ese reino tan difícil de dominar y tan fácil que te domine. Esto lo consigue además de dando los mejores consejos de nutrición y deporte que he visto en internet, enseñando las claves que consiguen descubrirte nuevas formas de pensamiento para afrontar según qué situaciones. O como ha sido mi caso y como explico a continuación, poniéndoles nombre.

Desde hace muchos años he tenido una «actitud» ante la vida que me ha resultado ser la más cómoda y que me ha servido como ayuda para llegar a ese estado tan perseguido pero difuso que es la felicidad. ¿Qué es la felicidad? Pues la verdad no me lo pregunto, solo sé que soy feliz y además de algún que otro factor, es gracias a esta forma de ser con la que tan cómodo me siento. Y fue Marcos Vázquez hace tiempo en uno de sus artículos el que me descubrió esta forma de ser a la que hace siglos unos cuantos locos que empezaban a preguntarse las cosas de forma más racional y lógica le pusieron nombre: El Estoicismo.

Esta filosofía habla sobre cómo las personas en el día a día pueden adoptar una actitud u otra según las situaciones, y el «poder» que tienen sobre esas situaciones, cosa que influye en sus decisiones y por lo tanto en su felicidad. Me gustó mucho esos pensamientos tan paralelos a los míos y fui profundizando en el tema pero hasta ahora no había leído ni encontrado nada que me convenciera como resumen práctico de esta filosofía. Nada que lo explicara de manera sencilla pero clara y directa hasta que, cómo no, el mismo Marcos Vázquez ha escrito un artículo sobre el tema. Es como si nos hubiera leído la mente a todos los que le seguimos, somos fanes y le conocemos. (Bueno, yo le conozco a él porque fui a una Master Class que daba junto a Luke Wills del Método Wim Hof. Él no creo que ni se acuerde de mí, aunque algún chiste malo solté…)

«Si cualquier hombre me puede convencer y hacerme ver que no pienso o actúo con rectitud, cambiaré gustoso, ya que busco la verdad, que nunca hizo daño a hombre alguno. Más resulta dañado aquel que sigue ateniéndose a su engaño y su ignorancia.»

Marco Aurelio Antonio (Se ve que los historiadores no tenían claro quién realmente dijo esta cita y pusieron a los tres)

Por favor, gana unos minutos de tu tiempo con este artículo y si ves que tienes pensamientos paralelos a lo que lees, mi enhorabuena.

Qué es el Estoicismo: Principios, Origen, Herramientas, Referentes, Libros…

También puedes escucharle hablar del tema en una de las innumerables entrevistas y podcasts que le han hecho sobre el tema:

Aunque si no quieres leerte un artículo que puede ser de gran ayuda en tu vida porque eres de los de «mucho texto» y tampoco el podcast porque quieres algo más romántico y visual, también puedes verte este genial vídeo de Fabián C. Barrio, un gran desconocido pero sabio pensador de youtube y si tampoco te lo ves, pues mira, la verdad es que me importa un huevo.

https://www.youtube.com/watch?v=7tKf0yxHtxQ

Y ahora que ya sabes qué es el estoicismo (que no tiene nada que ver con Hristo Stoichkov) ¿te consideras uno de ellos?

Barthestudios

Soy una persona de mente clara y calva reluciente con una incontrolable ansiedad por buscar el juego de palabras perfecto, la situación ambigua convertirla en ingeniosa, transformar frases normales y recitarlas en prosa, hacer chistes por doquier como quien no quiere la cosa... y no la puedo controlar.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba