La cuarta fase y el famoso caso de Travis Walton

A finales del año 2000, los pacientes de la terapeuta Abbey Tyler, bajo hipnosis, reflejaron comportamientos que sugerían encuentros con seres no-humanos. Antes de dormir, todos ellos aseguraban haber visto un búho que les observaba desde fuera de la ventana. Y despertaban completamente paralizados, escuchando ruídos terroríficos que provenían de fuera de la habitación justo antes de que un atacante desconocido les sacara gritando de la habitación. Los recuerdos posteriores se sumían en la oscuridad. La doctora descubrió que la desaparición de personas y sucesos extraños en la región se remontaban a los años 60. Cuanto más profundizó en su investigación, más creyó en que las historias de sus pacientes no eran falsos recuerdos, sino evidencias de abducciones alienígenas…” Fuente | www.lacuartafase.com

Esto es más o menos la sinopsis de la película La cuarta fase. Y si es la “cuarta fase”, es por que hay una primera, segunda, tercera y hasta quinta fase. Si te interesa, al final del artículo puedes leer sus definiciones.

Si no la has visto, aquí puedes ver la película completa. Una buena opción palomitera para un domingo pero para la hora de comer. No te recomiendo verla por la noche. Aunque tampoco da tanto miedo. Lo que da miedo es el pensar que se trata de supuestos casos reales. Bueno, piensa y haz lo que quieras.

Antes de verla, si lo hacéis con intención de descubrir o con curiosidad, os recomiendo conocer la historia de Travis Walton, conocida como el caso de abducción más documentado y estudiado de la historia de la ufología. Incluso hicieron una película basada en su historia de lo famosa que se hizo en su época llamada Fire in the Sky, pero no os recomiendo verla porque como suele pasar, la industria del cine hace lo que le da la gana y muchos aspectos ni se le parecen.

Hay miles de vídeos en internet con Travis siendo investigado, entrevistado y con testigos de su incidente, por ello es el caso mejor estudiado y documentado de la historia, pero para ahorrarte tiempo, te pongo al peculiar David Parcerisa contando y resumiendo con su estilo la historia.

Esta es una de sus más famosas entrevistas, donde el propio Travis explica con todo lujo de detalles lo que le sucedió.

Tipos de encuentros

No es que crea o deje de creer, pero creo que siempre es bueno intentar saber con la mente abierta, para poder entender. Te lo creas o no.

Encuentro cercano del primer tipo

  • Implica el avistamiento de uno o más objetos voladores no identificados en el cielo, los cuales pueden ser
  • Platillos o discos voladores (u objetos volantes de forma de “cigarro” o “habano”, etc.)
  • Luces extrañas.
  • Objetos aéreos que parecen ser demasiado avanzados como para proceder de tecnología humana.

Encuentro cercano del segundo tipo

Corresponde a la observación de un OVNI, junto a evidencia física de su aterrizaje o, en su defecto, de efectos físicos sobre una superficie. Puede implicar:

  • Calor o radiación.
  • Daños al terreno o a la vegetación.
  • Animales asustados.
  • Parálisis humana.
  • Interferencia a los motores (de automóviles, por ejemplo) o a la recepción de las ondas hertzianas provenientes de transmisiones radiales o de televisión abierta. En este último caso, el testigo puede llegar a experimentar una pérdida de tiempo (time gap o time loss).

Los famosos círculos en los cultivos (en inglés, crop circles) aparecidos en gran parte del mundo, sobre todo en Gran Bretaña desde fines de los años ’80, pertenecen a esta categoría.

Encuentro cercano del tercer tipo

Es la observación de un OVNI junto a entidades biológicas, llamadas originalmente seres animados por Hynek. Escogió a propósito esa denominación relativamente vaga, evitando términos alternativos como “extraterrestres” o “alienígenas” (aliens) y así no dar ninguna opinión personal no fundamentada acerca del origen o naturaleza de aquellos seres. Incluso Hynek escribió en su libro de 1972 que sentía disgusto por ese tipo de informes, pero que sin embargo sentía la obligación científica de incluirlos, ya que, si bien representaban una (pequeña) minoría de los encuentros alegados con OVNIs, se trataba de un porcentaje mensurable de ellos.

Subtipos de Bloecher

El ufólogo Ted Bloecher propuso dividir los encuentros cercanos del tercer tipo de la escala original de Hynek en siete subtipos específicos.

  • A: Una entidad biológica extraterrestre (EBE) observada dentro de un OVNI.
  • B: Una EBE observada tanto dentro como fuera de su nave.
  • C: Una EBE observada fuera del OVNI, no entrando ni saliendo del mismo.
  • D: Observación de una EBE, pero sin poder divisar su nave. No obstante, este subtipo implica el reporte de actividad OVNI en el área en un momento cercano en el tiempo.
  • E: Observación de una EBE, también sin divisar su nave. A diferencia del subtipo anterior, el D, no se debe haber reportado actividad OVNI en un momento cercano al del incidente en cuestión.
  • F: No se avista nave ni entidad alguna, pero el sujeto experimenta algún tipo de comunicación inteligente, vía telepática o extrasensorial. (Equivale a lo que algunos autores posteriores a Hynek definen como “encuentro cercano del quinto tipo”).
  • G: Secuestro o “abducción” (traducción literal del inglés abduction), por lo que, en este caso, este subtipo equivale directamente a un encuentro cercano del cuarto tipo.

Los subtipos D, E y F, al no incluir el avistamiento de nave alguna, pueden considerarse como no estrictamente relacionados al fenómeno OVNI. 

Encuentro cercano del cuarto tipo (cuarta fase)

Este tipo se puede desdoblar en dos variantes.

  • A La principal y más difundida, que involucra el secuestro (en inglés, abduction) de un ser humano por parte de supuestos seres extraterrestres.
  • B La variante secundaria, en la que una persona voluntariamente aborda una supuesta nave alienígena.

Encuentro cercano del quinto tipo 

Creada por Steven M. Greer, del grupo CSETI, esta es tal vez la categoría más polémica y cuestionable (ya que es muy difícilmente contrastable), e involucra el contacto telepático consciente y voluntario con supuestas entidades biológicas extraterrestres. Quienes alegan haber realizado este tipo de comunicación mental o extrasensorial se autodenominan contactados (en inglés contactees).

Sobre Barthestudios

Soy una persona de mente clara y calva reluciente con una incontrolable ansiedad por buscar el juego de palabras perfecto, la situación ambigua convertirla en ingeniosa, transformar frases normales y recitarlas en prosa, hacer chistes por doquier como quien no quiere la cosa... y no la puedo controlar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.