Wilfred y la Ganga y la canción de Mi Abuela

Allá por los años 90, o dicho de otra manera más deprimente según si recuerdas de lo que hablo o no, hace treinta años, salió en todas nuestras tiendas de discos/cassettes el BOOM 6. Esta era una recopilación más de las canciones del momento y que nos pasábamos horas y horas reproduciendo en nuestras minicadenas y radiocassettes. Si has nacido en el siglo 21, un cassette es esto. Esta recopilación de éxitos estaba llena de canciones que fueron muy conocidas en esa época, entre las que estaba una, la última de la cara B creo recordar, y que estaba ahí como si no se le quisiera dar mucha importancia o se sintiera algo de vergüenza al incluirla en la tan famosa recopilación. Pero que a mi me gustó, enganchó más que todas las demás juntas, tanto, que a día de hoy aún la sigo cantando. 

Viajemos en el tiempo, y dejando de lado el diccionario y las críticas a un vídeo de hace treinta años, disfrutemos de uno de los mejores éxitos de los 90. Absurdo, pero éxito.

Según la Wikipedia: Su canción más famosa fue Mi Abuela, en 1989, cantada por el showman Wilfred Morales, quien especialmente con este tema tuvo un éxito fugaz pero marcó indudablemente el inconsciente colectivo de principios de los 90. Una acción no menor si se toma en cuenta la calidad del producto. Pero, como dice Wilfred, su hit “Mi Abuela” era una parodia al emergente rap caribeño de esa época, y sobre todo dirigido a Ruben Dj, quien fue uno de los precursores del movimiento.

Este curioso personaje produjo 2 discos, con un single más de mediano éxito (“La Baticueva”), pero“Mi abuela” fue quien perduró bastante en los rankings e incluso fue usado en eslóganes publicitarios (Mahonesa Hellman´s). Basta recordar el programa “Sábado Taquilla”, por TVN, de esa época, para ver que la notoriedad de “Mi Abuela” no fue casual.

El tema trataba sobre las penurias que vive Wilfred al irse de vacaciones y llegar a casa de su abuela, quien no le servía “hamburger” sino arroz con habichuelas y lo dejó “coquipelado” porque no le gustaba verlo con su melena. Cabe señalar lo rudimentario del video clip, sus efectos kitsch y un no menos extravagante performance de Wilfred.

Wilfred perteneció a la generación dorada del rap caribeño “de culto”,de principio de los 90, integrado también por nombres como Gerardo (Mejía, de Ecuador: “Rico Suave”), y “Qué Pasa” (“Mami yo teqQuiero”).

Luego, en el año 2005, el grupo mexicano Molotov; interpretó esta canción, pero con un estilo de Rock y Funk.

A mediados de los 80 , aunque no había ningún tipo de promoción, el rap se volvió muy popular en Puerto Rico y aprovechando esto el showman televisivo Wilfred Morales compone el tema “Mi abuela” bajo el nombre artístico de Wilfred y La Ganga, el cual era una parodia de otros temas de moda en su país.

Si bien no se trata de la primera canción de rap en español, sí es la primera que logró popularidad internacional. Por primera vez en la historia, un rap en castellano logró cruzar las fronteras, en un momento en el que aún le costaba salir del mercado norteamericano.

Cabe recordar que por esa década solamente la música de los artistas latinos consagrados estaba disponible en CD, y ese se limitó a ser editado en un maxisingle de vinilo, que además del hit ya mencionado traía en su cara B el tema “La Baticueva”, en el que se insinuaba una supuesta relación homosexual entre Batman y Robin. Esta canción, a pesar de no tener una “calidad” muy distinta a la de “Mi abuela”, no logró repetir el mega éxito.

Poco después, en 1991, Wilfred lanza “La Otra cara del Rap”, que reúne a los dos temas anteriores más otros nuevos como “Amor Antes Que Conveniencia”, “Gente Como Tu” y “Ya Sobran Bocas”. Nuevamente, no hubo repercusión. Ante esto último, Wilfred Morales se alejó de la música, hizo su carrera como actor cómico y actualmente es productor de programas radiales y de televisión (además de dar charlas sobre la lactancia). También se dedica a shows comicos en bares populares

Tags

Barthestudios

Soy una persona de mente clara y calva reluciente con una incontrolable ansiedad por buscar el juego de palabras perfecto, la situación ambigua convertirla en ingeniosa, transformar frases normales y recitarlas en prosa, hacer chistes por doquier como quien no quiere la cosa… y no la puedo controlar.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.