Barthestudios

Calvos, piscinas y gorros de baño

Yo no soy calvo completamente. Creo que pocos en el mundo seremos calvos completamente. A los lados me crece el pelo como plantas crecen en Pandora, y si me lo dejara largo sería lo más parecido a Krusty el payaso, así que recurro a la opción que cualquier hombre con entradas profundas o coronilla que empieza a despoblarse al mismo ritmo que el Amazonas recurriría, raparme al cero o en su defecto al 0,5 (que es lo mínimo de mi maquinilla).

Ser calvo no es ningún problema, por lo menos para mí. Me he acostumbrado a salir de la ducha y con una pasada de la toalla estar completamente seco. Si tuviera que usar el secador sería para mí como involucionar, algo que me haría perder tiempo y encima sentir calor. No no, me niego. Despertarte y despegar la cara de la almohada con los pelos como si me los hubiera lamido una vaca queda muy lejos para mí ya. Y no digamos el gasto en champuses. Sí, si te lo estás preguntando, no uso para nada champoo, ya que el gel lo uso para todo el cuerpo. ¿Para qué voy a usar champoo que cuide, suavice, endurezca y de vigor a mi cabello si no tengo? Aunque no lo parezca, los calvos vivimos mejor.

Pero hay ciertas situaciones que vive un «bald man » que me llaman mucho la atención y en concreto la siguiente: Mis primos nos regalan un fin de semana/oferta romántica en un hotel spa por habernos casado, y allá que nos vamos. Llegamos y todo genial, hasta que llega el momento del spa. Nos presentamos en la recepción del spa para que nos indicaran y nos guiaran para entrar y… como diría Goyo Jiménez (otro calvo memorable): «no lo digo, lo hago «.

—Hola, veníamos a hacer el circuíto este del spa.— digo yo
—Muy bien. A ver, rellene estos datos, tal y tal y necesitarán unas chancletas que veo que llevan y un gorro de baño, serán 3€ cada gorro.— dice el recepcionista
—Ya. ¿Yo también? Ella por supuesto, pero ¿yo necesito en serio gorro de baño? Quiero decir, si son las normas y tiene que ser así, me pongo un gorro, pero mírame, soy calvo tío, tengo más pelo en la barba o en el pecho que en la cabeza. La finalidad del gorro es que no vayas nadando y te tragues los pelos de otra persona pero es que… yo soy calvo. No tengo pelo. Si tuviera que seguir esas normas en vez de con gorro de baño debería bañarme con un traje de neopreno.— suelto con cara de indignado, calvo indignado
Em… vale, la verdad es que tienes razón. Pasad por aquí y os indico el recorrido. 

Varios minutos después estando bajo los chorros entra una señorita guiando a otros clientes del spa.

—A ver, pasen por aquí, estas son las duchas y… eh… un momento (se dirige hacia a mí y me saca del trance de un buen chorro en el cogote), perdone pero no puede estar sin gorro de baño en el spa, ¿no le han dado gorro de baño? — Salgo del trance, me apoyo en el borde de la piscina y me preparo para dar otra vez la explicación de la falla (como solemos decir los valencianos). Cuando acabo y llego a la parte del neopreno, la chica se me queda mirando teniendo una lucha interna entre la lógica y las normas del spa que le hace estar durante varios segundos sin saber qué decir. Después de mirar mi calva varias veces para quedarse segura, decide que tengo razón y me vuelvo a mi chorro.

El gorro de baño recoge el pelo e impide que se desprenda de la cabeza y acabe flotando en la piscina, pero si no tienes pelo en la cabeza, el hecho de que haya una norma que obligue a que lleves gorro de baño en la piscina, no se puede aplicar a todos por igual, pues yo no tengo pelo. No es tema de higiene capilar (caspa, piojos) es por un tema de no encontrarte pelos flotando.  Eso sí, en la piscina climatizada que hay en mi finca, me tengo que poner gorro de baño pues un día, porque a un vecino (típico vecino amargado y que se cree que toda la finca debe de hacer lo que él imponga) se quejó al portero, y no vino directamente a mí, si no que fue al portero a quejarse que había un calvo sin gorro haciendo largos en la piscina climatizada, donde es obligatorio llevar gorro. Y desde entonces he de esconder mi calvicie y ponerme un gorro de baño. Si hubiera visto como ondeaban los pelos de mis huevos en cada brazada se hubiera callado. 

Y así es esta anécdota típica de calvo, y que si eres calvo, seguro seguro que en algún momento la habrás vivido. Y si eres calvo y aún no la has vivido, anda rápate que no vas a la moda. Calvo.

Salir de la versión móvil